Calderas de biomasa: Ventajas y desventajas

Una caldera de biomasa es un sistema de calefacción muy efectivo que no sólo brinda calor al ambiente sino que provee de agua caliente sanitaria.

Su sistema de funcionamiento consiste en utilizar combustibles obtenidos de desechos de la naturaleza, entre ellos podemos nombrar al pellet, la leña y el hueso de aceituna. La combustión de dichos materiales genera energía térmica y eléctrica. Existen incluso sistemas de calefacción de biomasa centralizados que se usan para brindar calefacción a todos los departamentos de un edificio.

Instalacion de calderas de biomasa Barcelona

Una vez que nos aseguremos que podremos conseguir lo necesario para hacer funcionar nuestra caldera de biomasa, solo queda conocer cómo es su instalación.

Afortunadamente la instalación de esta clase de calderas en particular es muy sencilla. Una caldera de biomasa para una vivienda puede tener una potencia que oscile entre los 10 y los 50 kW, en cambio una caldera de biomasa utilizada para una industria tendrá una potencia de entre 50 kW hasta 30 Mw. Su funcionamiento es mediante un sistema informatizado que tiene en cuenta la temperatura del exterior, del interior y la demanda de calefacción y de agua caliente en el lugar.

Su funcionamiento consiste al igual que en las otras calderas, en recuperar el calor producido en el proceso de combustión de la biomasa, con el cual calienta al circuito intercambiador de la caldera conduciendo el agua caliente al sistema de calefaccion.

Al igual que todas las calderas, requiere de un mantenimiento adecuado, en este caso se debe realizar una limpieza de quemador y quitar las cenizas producidas cada cierto tiempo.

Si se cuenta con bastante espacio para destinarlo al almacenamiento de combustible, la mejor opción es instalar una caldera de leña, en cambio si el espacio es acotado lo mejor es optar por la caldera de pellets.

Para instalarla será necesario contar con un profesional quien se encargará en primer lugar de realizar la instalación de la bomba y mezcladora, cuya función es atraer el combustible hacia la caldera.

Luego el vaso de expansión, indispensable en toda caldera de biomasa, tiene la función de absorber las variaciones de volumen producidas por calentamiento del circuito.

El depósito de inercia se encarga, por su parte, de acaudalar la energía de la caldera y utilizarla cuando sea necesario. Si bien no es obligatorio tenerlo, este dispositivo es muy importante ya que podrá abastecerlo en casos de mucha demanda.

El colector se utiliza para realizar la conexión de la caldera de biomasa con los electrodomésticos que utilizarán la energía térmica.

Se recomienda además utilizar suelo radiante, ya que es ideal para esta clase de calderas, también pueden utilizarse radiadores.

Y por último se necesita un depósito a donde irá el agua caliente sanitaria que luego podremos utilizar para los grifos, para la ducha o para lavar la ropa.

Ventajas de las calderas de biomasa

Consideramos a las calderas de biomasa como un sistema de calefacción ecológico y realmente efectivo, entre sus ventajas, podemos decir que se trata de una fuente de energía inagotable, contribuye a la limpieza de los montes reduciendo notablemente las probabilidades de incendios, disminuyen la dependencia de otros combustibles de tipo fósiles que se caracterizan por ser muy contaminantes, es ideal para la reutilización de residuos industriales.

Ha comprobado ser una caldera muy eficiente frente a las habituales de gas o gasoil ya que realmente reduce el consumo de energía eléctrica. Al recibir la factura notará que el precio ha disminuido notablemente, incluso hasta la mitad en muchos casos.

Si bien el valor del pellet y de las astillas ha ido aumentando cada año, sigue siendo más económico que otras fuentes energéticas, como por ejemplo el gas.

En España utilizar este tipo de calefacción no es un problema, ya que contamos con exceso de biomasa.

Desventajas de las calderas de biomasa

Así como tienen muchas virtudes, las calderas de biomasa pueden presentar ciertos inconvenientes que le mostraremos a continuación.

Si bien es ideal para el medio ambiente y menos contaminante, el rendimiento de los recursos que utiliza de la naturaleza es menor que el de los combustibles fósiles.

El material utilizado para combustible es menos denso energéticamente, lo que hace que se necesite mayor cantidad incrementando el tamaño del espacio para almacenar.

El costo de instalación es más elevado que el de una estufa a gas o gasoil, pero los costos de su combustible son menores y además le permitirá ahorrar en su factura,  es decir que al tiempo de utilizarla esto se compensará y terminará siendo rentable.

Muchas veces los recursos orgánicos utilizados en la biomasa pueden estar algo húmedos y requerir de un proceso de secado para que funcionen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *