5 Recomendaciones para optimizar tu calefacción

Es innegable la necesidad de los sistemas de calefacción en las viviendas durante los crudos meses de invierno, sin embargo, la comodidad y confort que ofrece estos sistemas puede representar una importante inversión económica si no se implementan las medidas necesarias para aprovechar al máximo la generación del calor producido por las calderas, es por ello que a continuación le brindaremos una serie de recomendaciones para optimizar el funcionamiento del sistema de calefacción de su vivienda.

Resulta vital mejorar el funcionamiento de los sistemas de calefacción ya que de esta manera se logra disminuir el precio de las facturas de este esencial servicio, y, aunque existen muchos datos y sugerencias a tener en cuenta en lo que respecta a la optimización de la calefacción, en resumen, todas estas claves están comprendidas dentro de las cinco recomendaciones que se describirán en los siguientes párrafos.

Elige la mejor caldera: Aunque existen muchos modelos y tipos de caldera, ha quedado plenamente demostrado que las calderas de mayor eficiencia son las de condensación, ya que el innovador diseño y mecanismo de las mismas les permite brindar un rendimiento extraordinario aprovechando toda la energía generada y consumida por la misma. Las calderas convencionales desperdician el calor provocado por el enfriamiento del vapor del agua de los humos de la combustión, por el contrario, las calderas de condensación aprovechan este calor ya que no permiten la fuga y desperdicio de esta energía.

La importancia del control de la temperatura: Es muy común pensar que la mínima variación de un grado no es influyente en la temperatura, sin embargo, gracias a los estudios científicos y estadísticos se ha comprobado que cada grado de temperatura aumenta en un 7% el consumo de energía y combustible de los sistemas de calefacción, por ende, queda argumentado la relevancia de mantener controlada la temperatura para optimizar la eficiencia de la calefacción en el hogar.

Impedir que el escape del calor: El calor generado por los sistemas de calefacción debe tratar de mantenerse dentro de la vivienda ya que la fuga del mismo produce que las calderas deban utilizar mayor cantidad de energía y combustible para reponer el calor perdido, es por ello que se debe evitar el escape del mismo el cual tiende a fugarse a través de las puertas y ventanas. Se recomienda mantener las puertas y ventanas cerradas, en caso de una rotura o grieta en las mismas estas deben ser sustituidas y por último se sugiere añadir material aislante a la estructura las puertas y ventanas.

El uso de los radiadores: estos elementos son de gran utilidad ya que potencian el rendimiento de los sistemas de calefacción, para ello, los radiadores deben recibir un mantenimiento periódico para limpiar y purificar los mismos. Por otro lado, es importante mantener despejado el área donde se ubica el radiador y no utilizar el mismo para secar ropa o cualquier otro elemento.

Abriga la calefacción de tu hogar: Una de las medidas más simples y fáciles de ejecutar para optimizar la calefacción del hogar es abrigar tanto la vivienda como las personas que habitan en la misma, para ello, los individuos que se encuentran en el interior del hogar deben vestir abrigos o demás prendas para el invierno y se deben colocar cobijas en las camas y muebles del hogar. Asimismo, actualmente están disponibles en el mercado cortinas fabricadas con telas térmicas las cuales impiden el escape de calor del hogar y de esta manera colaboran con el rendimiento del sistema de calefacción de la vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *